Villa del Rey

Hogar de grullas y santuario de aves

Contacto

Ayto. Villa del Rey
Plaza del Emigrante 1
10960 Villa del Rey, Cáceres (Extremadura)

927 395 286
www.villadelrey.es

El municipio de Villa del Rey, anteriormente llamado “Aldea el Rey”, está rodeado de paisajes de gran belleza entre llanuras, dehesas y berrocales en los que perderse. Aunque históricamente hablando es de constitución relativamente reciente, en su término municipal existen vestigios sin excavar de culturas muy anteriores. Los más remotos son los restos de enterramientos de época megalítica (3.500-3.000 a.C.) que algunos arqueólogos definen como cultura de las tumbas”. Los materiales con que se construyeron son los que predominan en las proximidades, así aparecen dólmenes en granito y en pizarra, de los cuales los construidos en granito se conservan en mejores condiciones. Además, la aparición de elementos sueltos como tégulas, pesas de telar y otros restos cerámicos de época romana, también atestiguan la posible existencia de asentamientos rurales de este período.

Curiosidad: El castillo de Belvís (también torre de Belvís) es una fortaleza construida en el siglo XIII de la que actualmente solo se conserva una torre. Fue una encomienda de la Orden de Alcántara de cierta relevancia. Su destrucción es atribuida a las contiendas provocadas por la rebeldía de los Infantes de Aragón contra su primo y cuñado Juan II de Castilla en 1431. ​

Las ruinas se ubican junto a la carretera EX-207, a medio camino de las localidades de Villa del Rey y Brozas.

El núcleo de población de Villa del Rey es de origen reciente y vinculado al desarrollo y consolidación de la Orden militar de Alcántara en la Edad Media. Es posible que el núcleo apareciera vinculado a la encomienda de Belvis y Navarra, perteneciente a dicha Orden y de la que actualmente quedan el nombre, la dehesa donde se ubicaba y restos como la «Torre de Belvis».

No te puedes ir sin ver…

Villa del Rey cuenta con una dehesa boyal cuyo monte, por su antigüedad, es una reliquia que alberga y alimenta a una significativa población de grulla común. Acoge también pequeñas lagunas con poblaciones menores de patos y limícolas. No es por ello extraño que en su término se estén constituyendo “reservas de caza” que protejan a la fauna.

Si valiosas son sus dehesas, no lo son menos sus llanos, hoy en máximo peligro por el abandono de la agricultura para especies tan valiosas y maltratadas como la avutarda y otras esteparias como la ganga, la ortega o el sisón… En esta dehesa, además, existe un mirador desde el que se puede observar una buena panorámica de una parte del territorio villariego.

Es el monumento principal de Villa del Rey. Es de estilo renacentista del siglo XVI y tiene dos partes diferenciadas estilística y materialmente. El presbiterio, cuadrangular, está construido de sillería y cubierto mediante bóvedas de tercelete; la nave, de mampostería, tiene tres tramos, con arcos fajones apuntados y bóveda de cañón ligeramente apuntado con lunetos.

En su interior la mezcla de estilos es evidente. Hay un pequeño retablo rococó, en el presbiterio hay un nicho gótico del año 1500 o un retablo mayor de arquitectura clasicista del último cuarto del siglo XVI. En el plano artístico, en el lado de la epístola hay una capilla lateral con un fresco deteriorado, del siglo XVI, probablemente de Juan de Ribera y que representa la Asunción.

MOLINOS DE CABRA

Han sido declarados Lugar de Interés Etnográfico. Su bello paisaje está dominado por los berrocales y el curso del río Jartín.